CulturaMúsicaMusicCityRegionalTurismoVilla Gesell

Villa Gesell y el circuito fundacional del rock argentino.

Esta nota no tiene ninguna intención de abordar las infinitas historias sobre la profunda e indiscutible vinculación existente entre Villa Gesell y los primeros pasos del denominado rock nacional.De ello ya se han ocupado los más variados y especializados periodistas y escritores de todo tipo, y seguramente lo seguirán haciendo.


La sintética reseña sobre el tema, es realizada como información introductoria, a los únicos efectos de hacer visible una necesidad que podría tener una respuesta en cuanto a poner en valor esta particularidad socio-cultural que ofrece Villa Gesell.


Exceptuando a la ciudad de Buenos Aires, no existe ningún otro lugar en todo el país, que haya sido elegido por tanta cantidad de los más renombrados protagonistas de los albores del rock nacional y de su evolución. Esta característica está lejos de ser un tema menor, socio- culturalmente hablando.

1984: Cafe Concert de Sumo en Tingo Maria – Av. 3 y Paseo 102

«La Villa» fue espacio de lanzamiento para un amplio abanico de expresiones dentro de la corriente de música nacional contemporánea, y lo fue de manera muy particular, sostenida con el paso del tiempo. Desde mediados de los 60, Los Beatniks, con Moris como responsable de un bar en donde exponía sus composiciones, junto a un grupo de músicos que posteriormente formarían Manal, nada menos; pasando por los 80 con Sumo tocando en un balneario y promoviendo sus shows ellos mismos desde la peatonal; ya en los 90, la Bersuit haciendo temporada aquí y parando en un camping, Los Tipitos dando sus primeros espectáculos en La 3; los Gesell Rock, y en el medio, cantidades de solistas y bandas de enorme popularidad, tomando a Villa Gesell como su hogar preferido. Muchos de esos artistas tienen al día de hoy, una propiedad aquí, como muestra de ese magnetismo mutuo y perdurable (Entre otros tantos ejemplos, Andrés Calamaro tiene casa en Mar de las Pampas, en donde pasa los veranos, algo recluido por cierto…)

Juan Sebastian Bar – Donde MORIS y sus amigos dieron comienzo al Movimiento del Rock Nacional en el Verano de 1965/1966

Con mucho menos capital cultural y social que ése, otros lugares se ocuparon y ocupan de promover y dar a conocer su patrimonio en tal sentido. Y ese punto es el que se observa entonces como tarea necesaria, atractiva, conveniente, para tener en cuenta de construir cuando salgamos de esta difícil coyuntura de la pandemia.

Diseñar un circuito en la ciudad, con «mojones» que den cuenta de lugares emblemáticos; de actuaciones históricas; de situaciones anecdóticas de los más variados personajes dentro de la escena del rock argento. Y para plasmar esa idea es menester hacerlo con creatividad, convocando de forma exclusiva a artistas de distintas expresiones que plasmen sus obras referenciales de los acontecimientos. Algunas pocas muestras de ello ya fueron esbozadas, como la placa que recuerda a Moris, colocada en el lugar donde funcionaba Juan Sebastián Bar, o la bellísima escultura de Luis Alberto Spinetta junto a la cual posan para la foto cientos de visitantes cada año. La condición de Villa Gesell como receptor predilecto de los más destacados actores del rock nacional, ofrece una amplísima posibilidad de instaurar variados y numerosos iconos testimoniales en toda la ciudad. 

La historia, la cultura, la música, las costumbres, como exponentes de nuestra identidad social, merece ser puesta en valor y expuesta a nuestra comunidad y a nuestros visitantes.
La vieja frase «Villa Gesell, cuna del rock nacional» es hora de que sea testimoniada desde nuestra impronta geselina.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba